Horizon Military Academy

Tel:  787-824-5654 / Fax: 787-824-5693
Search Spanish/English

Concepto de tratamiento como disciplina militar

Horizon ha establecido una modalidad de tratamiento que se implementa bajo un ambiente de DISCIPLINA MILITAR RIGUROSA. Este nuevo enfoque terapeútico se origina al descubrir que había un componente social y conductual en la drogodependencia que los demás modelos de tratamientos pasaban por alto. Descubrimos que, antes de que un joven llegue a enfermar su mente con las drogas, enfermaba su conducta y que una enfermedad llevaba a la otra.

militar

Fue entonces que nos dimos a la tarea de investigar cómo la presión de grupo ejercida por los amigos lograba modificar los conceptos éticos, morales y religiosos de los jóvenes hasta llevarlos eventualmente a la drogodependecia.

Una vez identificados los factores que propiciaban el envolvimiento de los jóvenes en conductas delictivas, el uso de drogas y haber estudiado la mecánica de la presión de grupo a la que son sometidos constantemente, comprendimos que la Disciplina Militar Rigurosa era un excelente vehículo para implementar la presión de grupo dirigida que existe en el entorno militar nos pareció un excelente reemplazo para la ejercida en las calles.

drogas

La Disciplina Militar Rigurosa va dirigida al desarrollo de una personalidad madura, responsable, honesta y estable. La disciplina militar no solo cambia la forma en que nuestros jóvenes manejan sus asuntos; también cambia la forma en que piensan.

Beneficios de la Disciplina Militar

Formalidad: El participante aprende a seguir protocolos para realizar tareas y dirigirse a los demás. Como resultado, se crea una atmósfera de seriedad y compromiso, manteniendo un ambiente terapéutico que propicia la asimiliación del tratamiento.

Cortesía: Se practican reglas sociales aceptadas que desarrollan en los participantes diplomacia, así como nuevos hábitos y costumbres.

Reponsabilidad: Se exige compromiso y no se admiten excusas para el incumplimiento de sus deberes. De hecho, se asigna a cada particpante funciones y deberes que vienen obligados a cumplir diligentemente.

Dignidad y Valía: Obtener rangos y posiciones de liderato dentro del grupo, desarrollar en los participantes un espíritu de sana competencia, así como sentimientos de valía. Además, fortalece su autoestima. Ser tratado con respeto y diferencia por los demás es el premio a su sometimiento a las normas y compromisos con el tratamiento.

Trabajo en Equipo: La comunidad terapéutica se divide en pelotones. Cuando alguno del pelotón se destaca, todo el pelotón luce bien. El trabajo en equipo tiene el beneficio de que los participantes se preocupen unos por otros, se corrigen y se ayudan mutuamente.

Respeto: Enseñamos a los cadetes a seguir las reglas y a reconocer las figuras de autoridad. En Horizon están representadas a través de los instructores militares y demás personal administrativo. Es impactante ver como responden a las figuras de autoridad y a la estricta disciplina que esto impone. Hemos notado que a los jóvenes les hace falta una figura de autoridad que los dirija, los rete y al mismo tiempo los haga sentir que están bajo su cuidado y protección.